Hay dos mundos en el golf, el profesional y el amateur. Para este último, el golf se nutre de la frustración y de la impaciencia, de las imposibilidades y los obstáculos, ya sean físicos o mentales, viene a ser como una especie de gozo sádico....